Y lo que buscábamos era…

20110927-222953.jpg

Cuando uno viene con ganas de llorar y lo que se encuentra es contemplando con una sonrisa simpática las evoluciones de alguien a quien el escenario parece reservados el cariño que damos a los torpes, alguien que se define como lego y que escupe una colección de canciones dignas de un maestro, cuando buscamos la redención en las lagrimas y descubrimos que hay motivos para ser fan, y estrellas con las que empatizar, descubrimos que estamos en un concierto de Scott Matthew y que, una vez más y como reza el título que ha elegido la promotora, se trata de una ocasión sublime. Aunque es posible que él, no se lo crea del todo, o haya pasado al extremo contrario, del cual pocos mortales sabrían decir algo. Más, en Zona Musical.

[vimeo 29700028]