Pecados blancos

Nunca estuvieron cerca del cataclismo, jamás se plantearon despertar bostezos, a pesar de un tono acaramelado que, sin embargo, se reveló al final como la mejor opción para hacer del viaje, demasiado corto, una aventura inolvidable. Desde Chicago, JC Brooks & The Uptown Sound demostraron que el sonido más sucio puede congeniar con las miradas afectuosas y las caricias más castas, que la música negra no es sólo incitación al pecado sino a la ternura, y al baile, y a la diversión inocente… aunque a todos nos gusta ver a los vocalistas negros meneando la cola roja. Cuento lo mismo pero con más cincunloquios en la crítica de Zona Musical, así que no te lo pierdas. Y, sobre todo, nos enseñaron que la base de un buen directo, de una gran banda, está en las canciones, en la gracia que son capaces de añadir al perfeccionismo que exhiben. JC Brooks & The Uptown Sound no serían nada sin la colección de temazos que fueron desgranando: su sentido del espectáculo, su elegancia inaudita serían mero decorado si no existiera la música, en minúsculas, pero con tono mayestático. El Sol anoche bullía satisfecho y lleno, y eso es algo que merece regocijo y un bonito corte de mangas a todos los de la boina, porque cada día aparecemos más.

[vimeo 29407911]

Publicado en Sin categoría