Tan raro como la vida

Uno no sabe si etiquetarlo de oriental, o comunista. Ni queda claro, tirando del hilo, si se encontraría realmente a gusto en la China comunista. Preguntas sin respuesta, que vienen a describir lo profundamente extraño que es un cantaor como El Cabrero, proletario como el que más, con todas esas virtudes que se atribuyen siempre al pueblo, la sencillez, la claridad, la humildad, el escepticismo y el apego a la Naturaleza; un mito muy burgués que viene a justificar de manera inofensiva algo que nos aterra, y es vivir la ira de todos los que no tienen nada, cuando estalla. El cante de El Cabrero es el eco de esa revolución que está por venir, y de todas aquellas que fueron derrotadas en lucha desigual, y con trampas. Y el de nuestra verdadera esencia, de animales listos, que saben admirar el poderío de un macho cabrío y entender que un hierbajo pisoteado en el camino se aferra a la vida igual que todos lo hacemos; que mira a la luna, sin soltar el zurrón; que sueña, para despistar el quejido de las tripas. Olvidaba añadir el enlace a la crítica de Zona Musical.

[vimeo 27130681 w=600&h=338]

Un comentario en “Tan raro como la vida

Los comentarios están cerrados.