¿Ahora sí son unos ladrones?

Siempre que llegas a casa

me pillas en la cocina

embadurnada de harina

CON LAS MANOS EN LA MASA…