Presumir de nada

Rafa Russo es un músico metido a escritor y director de cine, un tipo viajado y razonablemente inquieto, que parece tener la cercanía y la amabilidad como divisas. Poseído por la modestia, ejerce una cercanía desconcertante, plagada de adivinanzas y medias verdades. Pensándolo bien, es a medias tan interesante como intrascendente, lo cual le hace humano, sin duda, y parecido a todos nosotros. Ciertamente, no es ni será una estrella. Porque no vale para ello y por que no le da la gana.

Por otro lado, es un músico competente, un cantautor melancólico, amigo de bonitas baladas, de letras que cuentan más que proclamar o presumir. Su sencillez y cercanía acercan al oyente un repertorio atractivo, intachable y agradable. Alguien que merece la pena escuchar porque nos reconcilia con la ausencia de barroquismos y de pretenciosidad.

El problema es que se nos va a Barcelona. Pero seguro que hay ocasión de volver a escucharlo. Debiériais.

Rafa Russo en Zona Musical

[vimeo 25533935 w=600&h=338]