Salud soul

Si The Excitements consiguieron colarse en mi cabeza anoche, con lo llena que estaba de mal rollo y de planes frustrados, imaginen la potencia de su maquinaria musical. Creo que ya podemos afirmar que, si en Madrid tenemos a The Sweet Vandals, en Barcelona, tienen a The Excitements, con una onda similar, y una capacidad para remover pistas de baile radicalmente diferente, partiendo del mismo concepto de reproducir los esquemas originales del soul. Las dos formaciones cuentan con voces de excepción, en envases exóticos: Koko-Jean, y Maika, con sendas maneras de entender la conquista del público y el escenario, desde la timidez desbordada de la madrileña, hasta el despendole y la hiperactividad de la barcelonesa. Pero, aparte de las comparaciones, anoche quedó patente una vez más la buena salud de la música negra española, que está consiguiendo una proyección internacional inaudita y demostrando que, en defitiniva, este país no estaba muerto, sólo dormido, y que quién sabe, a tenor de lo que estaba sucediendo unos pocos metros más allá, si no está empezando, finalmente a despertarse. Esperemos que esta vez los de siempre no vengan a fastidiar la fiesta. La general, la de The Excitements, la de todos. Y que estemos preparados, porque sucederá.

The Excitements, en Zona Musical.

[vimeo 24044357 w=600&h=338]