Holywater

Al final, la felicidad se impuso al zumbido de los oídos. La eficaz máquina de hacer ruido que es Holywater, su magia y sus canciones fueron más fuertes que cualquier queja hija de su directo. Que me encontrase atrapado en la primera fila, sin hacer más que mirar, disfrutar y mostrarme perplejo, casi fue accesorio. Pude escribir la crónica en el teléfono, por no sacar un aparatoso iPad justo delante de los morros del cantante. Cortado que es uno. Aparte, pocas cosas se me ocurrieron, salvo algunos balbucientes halagos. Y el recuerdo de una de las mejores bandas de rock que podemos disfrutar ahora, y eso es lo mejor: en directo, y en disco. Buscad su The Path to Follow. Es lo más.

Holywater, en Zona Musical.

[vimeo 23767433 w=600&h=338]

[vimeo 23764195 w=600&h=338]