Linchamientos digitales

Cuando defendemos la capacidad de eso que llamamos “la red” para cambiar la condición humana, algo que me parece estupendo, sospecho que estamos pecando de ingenuos, y cayendo en la vieja trampa del huevo y la gallina. Es decir, la red será lo que la condición humana quiera hacer que sea. Si hasta ahora, cuando la “masa” (un ente que está científicamente definido) decidía linchar a algún asocial, lo hacía a la cara, antorcha en mano, o afiliándose y/o tolerando al partido Nacional-Socialista. Hoy día, linchar es tan fácil como dar un par de datos a un periódico y poner verde a quien consideremos víctima de nuestras iras. El anonimato, desgraciadamente, ayudará a inventar cualquier mentira, o airear cualquier verdad y, sobre todo, evita que se produzca ese momento tan literario y épico de la víctima, acallando a los verdugos con una mirada directa a los ojos. Porque la masa es cómoda, y el linchador, cobarde, y no puede resistir que le recuerden lo que está haciendo.

Todo esto, a propósito de lo que ha tenido que padecer (como el que se sacude una mosca molesta de esas que pueblan el campo) Yuri Méndez, A.K.A. Pájaro Sunrise, un cantautor leonés que se atrevió a decir que los Dire Staits le aburren. Pueden leer la entrevista aquí y la reacción del músico en su blog, aquí.

Por bastante menos, servidor suprimió hace tiempo los comentarios en este blog, que sobre todo, es personal. No tengo razones para tener que soportar la impertinencia de nadie, y desde luego, mucho menos las faltas de respeto. La libertad de expresión, como todas ellas, termina donde empieza la de otro, y se basa esencialmente en que nadie puede prohibir a los demás expresar su opinión. Por eso, todos podemos tener nuestro propio blog, y contar las sandeces que se nos ocurran. Y no pasa nada. Mi solidaridad con Yuri, que me consta, en realidad no la necesita, y mi más intensa mirada de reproche a los cobardes digitales. Espero que, si llegan a leer esto, bajen la mirada avergonzados. Aunque después echen la antorcha a la paja.