Las máquinas se mueven.

Hace poco eran Colectivo Oruga o Scud Hero y anoche, una vez más, Modulok Trío. Lúdicos, serios, marcianos y trascendentes, están apareciendo como setas bandas que hacen electrónica a su manera, con guitarras, con ritmos pegadizos y unas influencias musicales inauditas. Algo así como una Generación Bit, un grano en la gigante y seca piel del páramo español, que quizás degenere en infección y haga renacer el monstruo que somos a partir de su propia descomposición.

Modulok Trío toman el legado del funk, del disco, y hacen canciones sorprendentemente maduras, de textura vieja y ademanes ágiles, que se aferran a la nuca del oyente y lo mueven cual marioneta. Aunque ellos mismos se convierten en espasmódicos títeres de su talento, organizando una orgía de cuellos dislocados y locura bailonga, igual que unos modernos Boney M (si es que alguna vez dejaron de serlo).

Y si no te lo  crees, aquí te dejo un vídeo.

Puedes leer la crónica de Zona Musical, haciendo click aquí.

[vimeo 18981394 w=600&h=338]