Enseñando las garras

No siempre la petulancia es un defecto. En ocasiones es casi una necesidad. Al Berkowitz Band sacó en 2009 un disco que lo decía todo con su título: “Apprenticeship and Attitude”, y de eso se trata; más de lo segundo, que de lo primero. La etiqueta de Blues Psicodélico se les queda corta, es algo indudable conforme avanzamos en la escucha (las escuchas) de un trabajo que pasó tan dolorosamente desapercibido que casi es obligado darle una segunda oportunidad, mientras culminan el largo parto de su próximo trabajo, ahora en ciernes.

Tal vez sea obligatorio hacer algunas advertencias, a quien se atreva con el disco:

Primero, se trata de una música sibarita y elaborada, con una interpretación que oscila entre la acrobacia y el sibaritismo, con aires jazzisticos a veces, incluso con extraños coqueteos con el trip-hop que pasan desapercibidos en la maraña que organizan. La estructura de los temas suele ser cuanto menos desconcertante, muy setentera, con cambios de compás, rupturas del ritmo y largos feelings instrumentales.

Segundo, no es fácil. Pero no es raro. Sencillamente, son abrumadoramente buenos. Y con eso, debe bastar.

Tercero, cantan en inglés. Algo que en realidad se ha puesto de moda, y es tan común que casi no tiene ni gracia. Pero no vamos a pedirles que, además de tocar bien, aprendan japonés… ¿o sí?

Cuarto, son unos payasos irresistibles y divertidísimos. Verás qué cierre de disco, una auténtica apoteosis del exceso.

En fin, puedes descargar el disco aquí (botón derecho, guardar como…). Y, si los sigues un poco (tienen Facebook), pasarte por alguno de sus conciertos, para ver que también pueden dar mucho en directo.