Cómodos

Hay cosas que mejor soltar para no reventar. A pesar de lo mucho que me puede llegar a gustar, o a aburrir, lo que más me llamó la atención de Amaral es lo poco peligrosos que son. Con ese fatalismo que rezuman sus canciones, y ese momento “escéptico”, de rechazo a los políticos, fomentaron la pasividad más absoluta. El mundo está mal, somos juguetes rotos, pero… en ningún momento había algo parecido a una solución, su idea de revolución es un estribillo emotivo, unos móviles al aire, poco más. Alternativos, es cierto, y mucho, pero acomodaticios y, sobre todo, nada peligrosos, de eso hay demasiado.

Para la música, y su nivel, necesitamos más bandas como Amaral. Pero también debemos tener más punks de verdad, de esos que nos incitan a quemar vivos a los banqueros, a apedrear los escaparates de los grandes almacenes. Necesitamos más Def con Dos que nos levanten del sillón y nos quiten el miedo a rebelarnos. Y con bastante urgencia.

Os dejo un par de vídeos, con temas nuevos que presentaron anoche.

La crítica de Zona Musical, haciendo click aquí.

[vimeo 18482369 w=600&h=338]

[vimeo 18483698 w=600&h=338]