Diferentes maneras de prometer… o la misma

Con un poco más de frialdad, me doy cuenta que Maud the Moth hizo una demostración de todas sus cualidades, dejándose para el final una traca en forma de canción que evidentemente no podía hacer otra cosa que dejar boquiabierto al público. Con un tono vocal potente, un acento intenso, reservó los temas de “lucimiento” para la segunda parte de su concierto. Y diría que convenció.

Respecto a Ignacio Simón, da la impresión que hizo justo lo contrario, limitarse a un formato en el que no terminaba de sentirse cómodo, el de cantautor con su guitarra, intentando que todo sonara íntimo, delicado, en algunos casos (gracias a la bárbara costumbre española de organizar corrillos incluso en un concierto) inaudible.

¿Y cuál me gustó más? Digamos que los dos despertaron curiosidad. Maud the Moth podría convertirse en una estrella alternativa, si tuviéramos de eso aquí. Y por tanto, merece la pena seguirle las huellas. Simón, parece que tiene muchos intereses, muchas caras y muchas ganas (debiérais visitar su MySpace), y va a tener que pelear contra la dispersión, y decidirse.

Tú puedes tener tu opinión, claro. Allá van unos vídeos.

Puedes leer la crónica de Zona Musical, haciendo click aquí.

[vimeo 18283769 w=600&h=338]

[vimeo 18282311 w=600&h=338]