El blues para viajes

Milagrosamente conseguí encajonarme en un rinconcito con vistas a ninguna parte, salvo columnas, escaleras y una pequeña y poco visible porción de la barra. Estaba claro que no iba a conseguir un oteadero medianamente privilegiado, o utilizable, a no ser que echara mano de mis nulas dotes de caradura. Así que me puse cómodo y me dispuse a disfrutar de un sonido que parecía más de bueno, dado el lugar donde me encontraba situado.

Guadalupe Plata han conseguido hacer algo muy personal con un estilo que está más que sobado, el blues, mezclándolo con un surrealismo que casi podía calificarse de folclórico, con toques de costumbrismo y una voluntad de estilo bastante interesante. Tópicos aparte, es la banda ideal para drogarse, o para dejar de hacerlo. Difíciles, adictivos y diabólicamente eficaces.

Lo que lamento es no haber podido grabar un vídeo, pero las condiciones no eran propicias. Podría haberlo intentado con el audio, pero, servidor sin ver… no se enciende.

La crónica de Zona Musical, la tienes a un click.