Esta noche volvemos a la base

A su manera, las dos bandas que anoche tocaron en el Gruta’77 estaban haciendo una interpretación de lo que debía ser el origen de todo eso que llamamos música popular hoy en día. Al menos, en su vertiente negra. Si el bajista de los Downtown Alligators no estaba citando a toda una generación de beats, desde el Soul, pasando por el Funk, el R&B, las bases del Hip Hop y de la electrónica de baile, entonces mi imaginación me estaba jugando una muy mala pasada. Aunque en realidad sus miradas iban hacia el pasado, no hacia el futuro, y sus sonidos evocaban todo lo que tiene de básica una idea recién parida. Ramblin Blues tenían un swing distinto, la inquietud de tomar cosas de muchos lugares, una hiperactividad de Correcaminos de la que con el tiempo, posiblemente, se vayan librando, hasta llegar a ese aire depurado y gentil de sus compañeros de actuación. Puedes hacer las comparaciones, es sólo un vídeo para cada banda. Downtown Alligators actuó en primer lugar, Ramblin Blues, después de la media noche. Y los dos dejaron una estela de gente contenta.

[vimeo 18111066 w=600&h=338]

[vimeo 18109616 w=600&h=338]

Publicado en Sin categoría