El lenguaje está hecho para mentir.

Aunque a priori el lenguaje está hecho para entendernos, en realidad también ha sido pensado para confundirnos, incluso para engañarnos. Cualquiera que haya leído un libro acerca de la inteligencia humana sabrá que, precisamente uno de los procesos más interesantes en nuestro cerebro es el de la simulación. Todo esto viene a propósito del empleo que estamos haciendo los medios, el público, los artistas y sus representantes de la palabra “indie”, que por sí sola no dice nada: sólo tenéis que pensarlo un poco. Indie es todo aquél que está en una discográfica independiente, aunque también determinadas bandas, que por estilo sencillamente no encajan en lo que conocemos como mainstream. Para muchos, por ejemplo, Marlango es una banda “indie”, un ejemplo un poco desafortunado, lo sé; pero Sidonie sí lo es y sin embargo, están con Sony.

Y aquí, llegamos a Pecker. Un indie que no lo es, quizás. No es autor tristón con guitarra, no es amigo de las distorsiones. Hace un pop guatequero con toques sicodélicos y unas letras cuidadas y crípticas en la mayoría de los casos. Vende poco, pero es Warner quien lo distribuye. Nunca lo verás actuando en la Riviera, aunque no estaría mal. ¿Qué es Pecker? ¿Dónde entra, dentro de esa doble categoría de bandas comerciales e independientes? Es un músico comercial, pero no lo suficiente; se mueve según la filosofía de “háztelo tú mismo” y realmente su trayectoria habla por sí sola: sus discos siguen una línea coherente, con bandazos, con decisiones que son las de un autor. Por lo tanto, ¿está más cerca de Vetusta Morla que de Bosé?

Seguramente no tiene nada que ver con ninguno de ellos. Dentro de lo que tenemos por aquí, el artista que más parecidos podríamos sacarle es con Marc Parrot, al menos durante determinado momento de su carrera. Fuera de aquí, casi sin dudarlo, Beck. Pecker es otro de esos raros que en realidad tienen el problema de no parecer españoles y por eso nadie se encuentra cómodo intentando clasificarlo. Los que tengáis iTunes y uséis las listas de reproducción Genius haced una prueba sencilla: Coged un tema de Pecker, “Encantadora lunática”, y que os haga una lista… luego, cualquiera conocido de Fangoria, o de Alaska y Dinarama… y veréis qué sorpresa.

El secreto: la mayoría de las bandas mainstream británicas, en España serían “indies”. Nuestra cultura musical se parece cada día más a la de latinoamérica, y lo digo sin ningún ánimo de ofender, puesto que hay un underground muy interesante y muy rico al otro lado del Atlántico. Pero los hechos son los hechos y nuestros pelotazos tienen más que ver con los de Colombia que con los del Reino Unido. Acabo de echar unas risas con un amigo mexicano a costa de su fijación por ser norte americanos… algún día tendremos que empezar a plantearnos en serio nuestra europeidad, pero de mal rollo, no como el pesado de Saramago.

Y como llevaba tiempo sin escribir una entrada tan larga, dos bonitos vídeos para entretener a los que no han pasado del primer párrafo, y a los que llegaron hasta aquí.

Puedes leer la crónica de Zona Musical haciendo click aquí.

[vimeo 15392105 w=600&h=338]

[vimeo 15390969 w=600&h=338]