Todavía quedan salvajes

En realidad no eran tan bestias como quiero pintarlos. Seguramente los bestias éramos nosotros, que estábamos disfrutando de su rock inmediato, de su respeto reverencial por una buena cantidad de clásicos. The Bleach son canciones de tres minutos, una voz de aires macarras que nos dejó con una sensación extraña de déjà vu, ahora resuelta: canta como el vocalista de los White Stripes, John Anthony Gillis, aunque su manera de desenvolverse, si bien comparable, digamos que tiraba más hacia el lado de lo hormonal… sin exagerar. Porque, insisto, me temo que los bestias, éramos nosotros. Os dejo un vídeo, todo negruras, para que paséis un rato de envidia.

Puedes leer la crónica de Zona Musical haciendo click aquí.

[vimeo 14504713 w=600&h=338]