Rumbautor

Ya sé que no sólo de rumba vive el hombre y que me estoy obsesionando con el tema del estilo de los AER. En realidad lo suyo era una combinación de influencias del sur, del pop, de la cantautoría y de América latina, que por regla general me da alergia. Sin embargo, el temperamento de su líder, un tipo hiperactivo, con ganas de proyectar y una voz capaz de grandes gestas desde la melancolía, la ira o la adrenalina, pudo más que todos los prejuicios juntos. Al final resultó divertido y, sobre todo, consiguió que los ojos se me abrieran como platos delante de la exacta sabiduría de sus textos, una mina de oro que seguro merece la pena conocer mejor. Asómate a sus cosas, es buena idea. Si no te ríes, si no te mueves, asentirás con la cabeza, afirmando que sí, que el chico vale. Para todos los gustos. Puedes ver un par de vídeos, y leer la crónica de Zona Musical.

[vimeo 12096030 w=600&h=338]

[vimeo 12096666 w=600&h=338]