Naoko, Atsuko y Michie se lo montan.

Las indefinibles Shonen Knife demostraron que puedes repetir una y otra vez la misma fórmula, si realmente has descubierto la piedra filosofal. Y, ellas, me temo que la tienen engarzada en un anillo de plástico de colores chillones. Alguien podrá venir, y explicarme por qué pueden seguir sonando frescas, maravillosas, después de tantos años tocando prácticamente la misma canción. ¿Los occidentales estamos abducidos? Es posible. ¿Ellas son sencillamente geniales? También, es bastante seguro. Tal vez, si Cobain las hubiera escuchado más, no se hubiera pegado un tiro. O, sencillamente, a su lado no era más que un gringo llorica intentando vender discos. Está claro que ellas no van a necesitar tanto dramatismo para ocupar el lugar que les corresponde en el olimpo de los músicos. Tengo un vídeo, cómo no. Y por supuesto, la crónica en Zona Musical. Disfrútalos

[vimeo 11781574 w=600&h=450]