El arte de dejarse los huevos.

“Nos hemos dejado los huevos en el puto disco”, nos decía Ricardo, seguramente el alma de Love Division, ofreciéndonos la posibilidad de llevarnos el susodicho por la voluntad y no los diez euros que se supone cuesta. Lo de Love Division debe ser vocacional, como casi todo en el mundo de la música. Pero que algo sea tu pasión, tu hobby o tu afición no excluye que, además, debas hacer lo mejor que sepas, y ellos se esforzaron, ofreciendo un espectáculo completo, irresistible. Se molestaron en llevar un “disfraz” adecuado para la ocasión y, sobre todo, escupieron una colección de canciones contundentes e inteligentes que para mí , los hace una de las bandas más prometedoras del momento. Os dejo un vídeo, y lo siento porque es una balada, y a ellos les mola dar caña… Y cómo no, pasáos por la crónica de Zona Musical.

[vimeo 11756571 w=600&h=450]