MacNaMex

The Dragulas andan a mitad de camino entre la provocación y la nostalgia. No había visto una revisitación del espíritu colorista y gamberro de la movida hacía mucho tiempo, y mucho menos a una banda que lo entendiera tan bien, que supieran ser teatrales, divertidos, que ofrecieran movimiento y contaran historias absurdas para solaz de la asistencia. Todos ellos eran fieles a su papel, desde una corista casi autista, que contemplaba con cierta indiferencia a sus compañeros, a un teclista toca-cojones o un segundo de a bordo que no terminaba de entender lo que estaba sucediendo a su alrededor; y un líder que rozaba lo carismático, que hizo varios cambios de vestuario, como la diva más diva, y procuró no parar quieto un instante. En fin, que tenemos crónica en Zona Musical, y un vídeo que espero ilustre lo que sucedió, aunque no se vea muy bien.

[vimeo 11326929 w=600&h=450]