Los cracks irregulares

Niño Burbuja en directo pueden cargarse el buen parecer de cualquiera, porque no son gran cosa. Casi puede decirse que son malos. Hay que pillar al vuelo su idea del pop bobo, enérgica y pegadiza, para empezar a quererlos. Y aprovechar que sacan disco por su cuenta, e invertir 5 euros en 6 canciones. Barato, oiga. Una vez hecho eso, entran en tu corazón y descubres una banda que merece mucho… incluso discográfica. Anda, lee la crónica de Zona Musical y de paso, disfrutas de un vídeo.

[vimeo 10318310 w=600&h=450]