Bye, bye, Google

Seguramente ha sido una decisión impulsiva y poco meditada, pero he decidido cancelar mi cuenta de Google, y recurrir a otras alternativas. Ya han crecido demasiado, y de repente están colando sus tentáculos en cada aspecto de nuestra vida digital. ¿Qué sucederá cuando acaparen más móviles y lleguen a los escritorios de los ordenadores? ¿Tendremos otra Microsoft? Posiblemente. Y aunque también hay razones para pensar que no van a conseguir la posición dominante de la empresa de Redmont, mejor ir preparándonos, y marcando distancias. Por eso, mi correo va a ser el de Apple, Mobileme; mi móvil, también seguirá siendo el de Apple, en iPhone, y cómo no, no voy a tener nada que ver con Android (ni con la creciente intolerancia adolescente de sus fanboys); mi servicio de subida de vídeos, va a ser Vimeo (ya podéis ver unos cuantos, mientras escribo esto, las entradas del concierto de Pecker, a finales de octubre, están renovándose); y mi Rss deja de ser el Reader. Una vez pueda cancelar todos los datos, los vídeos de YouTube supongo dejarán de estar disponibles… así que, nueva etapa, a ver qué sucede.

Y en fin, que hoy, 10 de marzo, a las seis de la mañana, ha llegado el día. Todos los vídeos están pasados a Vimeo, y procedemos a cancelar una cuenta de Google… ya os contaré, si es que hay algo que contar.