Cocción lenta

Mozu ha sido la pequeña sorpresa de esta noche, una banda que empezó dejándome frío, y que al final, tuve que resistirme para no pedirles que me firmaran en el muslo izquierdo… el del corazón. Sobre todo porque es difícil encontrar tanto ingenio al hacer canciones, y ellos parecían derrocharlo generosamente, pero con oscuridad, con elegancia y una puntita de malditismo. El envoltorio era sobrio, pero brillante, como hacer papiroflexia con papel de estraza. Y el resultado, un vídeo que empieza a media canción porque… es que me encantaba.

Creo que os tendríais que pasar por Zona Musical y leer la crónica, ¿no?

[vimeo 10019280 w=600&h=450]