Perfectos sanadores.

El suyo ha sido un show que ha ido creciendo, de una corrección un tanto fría a un sentido del ritmo tan irresistible, tan adorable, que hasta he tenido que aplaudir, algo que casi nunca hago. Los nórdicos pueden temer que alguien, desde la Pérfida Albión, les arrebate el cetro del pop. Más, en la crónica de Zona Musical. Y, cómo no, dos vídeos:

[vimeo 9957661 w=600&h=450]

[vimeo 9957844 w=600&h=450]