Lo poquito a veces, cansa

Lukah Boo sabe hacer canciones, sabe contar cosas sencillas o retorcer metáforas pequeñas. Sabe llenar de encanto cuatro melodías y conquistar con ellas. Pero no sabe hacerlo sólo. Necesita compañeros, ruido, una leve cobertura; un violín, unas percusiones, y nos hubieran conquistado. Claro que esto es una opinión. Allá va un vídeo, para confirmar, o no, que me he equivocado.

También puedes leer la crónica de Zona Musical. Que para eso me lo he currado.

[vimeo 9931851 w=600&h=450]

Publicado en Sin categoría