Si Jane Fonda levantara la

… cabeza de su fastuoso retiro, tal vez volvería a las andadas, haciendo espectáculos de gimnasia para la tercera edad, con estos tipos de fondo. Son perfectos para curarle la depresión al más gruñón del barrio. O para hundirlo más todavía, con el cóctel de colorines y ropa barata que lucen. Pero poder  ver a los raperos malotes, engañados por el aroma estirado de Flavio Rodríguez, intentando bregar con el disco-funk a duras penas. Alguno huía, tirando de la novia, aunque la mayoría, hay que reconocerlo, resistieron el temporal con dignidad y sorprendente pericia. Al fin y al cabo, ya se ocupaba la banda en pleno de ir enseñándonos los pasos más chic para cada tema. Incluido el de la amistad, todos pasando nuestro brazo por el hombro del vecino (se nota que no conocen el chocolatero, tuve momentos de pánico), pero eso sí, para los más reacios, por la cosa que tener que tocar a algún maromo, la alternativa era ponerse una chica encima de los hombros para que ellos pudieran verlas. Y supongo, copiarles los modelos. Quien no me crea, ahí queda ese vídeo, y cómo no, la crónica, siempre tan interesante, de Zona Musical.

[vimeo 9908694 w=600&h=450]