Teoría del ruido

Living Colour es el el paradigma de banda que antepone la técnica al ruido, o mejor dicho, que fabrican el ruido con técnica, haciendo de sus directos un terremoto virtuosista sin dar sensación ninguna de esfuerzo. The Drones sería lo contrario, lo opuesto o lo enfrentado… unos tipos que convierten la sencillez en algo sesudo, construyendo la torre más retorcida, la arquitectura más absurda a partir de cuatro formas básicas. No hay técnica, quiero decir, no es la técnica su motivo, sino su cerebro. Sin ser un alarde de cerebro, hacen trabajar las neuronas, propias y ajenas. Sin bajar el volumen, demuestran que quieren construir una canción, un huracán de emociones, una historia. Construir y contar, explicar y ordenar. No, están lejos de ser unos aprendices, y mucho más de convertirse en unos blandos.

Siento haber llegado tarde, estoy saturando demasiado mi agenda. Y siento más todavía que las baterías de mi cámara me jugasen una mala pasada, porque no tengo vídeo que enseñaros. Otra vez será, lo prometo. Podéis deleitaros con la crónica de Zona Musical.