Locos con falda de cuadros

Eligieron el nombre de ese personaje tan trágico y frágil de Blade Runner, enamorado de la robótica Daryl Hannah. Curiosamente, son todo lo contrario.

Falda escocesa, comité de recepción de una paradisíaca isla tropical, turistas embobados y de repente, un salvaje rock & roll. En fin, las comparaciones son odiosas, y las que se inventa un servidor… peores. Así que, aparte de leer la crónica de Zona Musical, míralos, y muérete de envidia, por que tú no estuviste allí. Por cierto, una rectificación a la crónica: la acústica no es una obligación para ellos. Evidentemente es una elección. No parece que necesiten mucha electricidad para armar un buen guirigay. Míralo tú.

[vimeo 9870936 w=600&h=450]