Cohete. Pop de batidora

Sólo que son madrileños, acaba de venirme a la mente Micachu, con un planteamiento quizás más radical, aunque perfectamente equiparable al pop extraño de Cohete. Un pop de batidora, una apuesta muy personal, muy divertida, que juega con una ingenuidad que es riqueza, y con una sencillez que es inteligencia. Absolutamente recomendables, han editado su primer disco. Más, en la crónica de Zona Musical.