¿Harto del Vega?

Si Antonio Vega ya te resultaba cargante en su momento y ahora todo ese canto funerario tan aburrido te tiene hasta las mismísimas narices, te recomiendo que recuperes tus discos de Carlos Berlanga, y hagas un duelo petardo, por el glamour, el estilo y el trabajo serio. Eso, y tal vez envíale un correíto al proyecto Hombre (las mujeres no se drogan, supongo) o a la FAD preguntando cuándo tendrán los cojones de hacer publicidad utilizando el ejemplo de la muerte prematura de este supuesto mito de la movida como un caso de vida echada a perder por la adicción a las drogas.