10 ideas para pasar la crisis.

  1. Dejar de repetir que estamos en crisis. Ya huele.
  2. Crear un impuesto especial: el 20% de los beneficios (los reales, seguro que Hacienda lo sabe) de las 100 empresas que más facturan en España, irán destinados a un “fondo de recuperación”. A aquellas que pretendan eludir sus obligaciones, se les retirará la autorización para operar en nuestro territorio y se nacionalizarán todas sus actividades. Si quieren ganar dinero de los españoles, que apechuguen, como todos.
  3. El control de las Cajas de Ahorros pasará a un Consejo nombrado por el Estado. Se retira a las Comunidades Autónomas, Diputaciones, etc. Creación de una Caja Pública que se convierta en un instrumento de intervención del Estado en la estructura financiera y de redistribución de la riqueza.
  4. Prohibición de la especulación. No se pueden hinchar precios de ningún artículo. El libre mercado no tiene que beneficiar a los fuertes sino a todos… lo dicen todos los libros de los liberales clásicos, entérate, Espe.
  5. Creación de la distribuidora de alimentación pública, que compre a los proveedores españoles (no podrá comprar productos extranjeros, ni siquiera europeos) a precios justos y venda a los consumidores con unos márgenes suficientes para mantener su estructura y permitir su crecimiento. Con condiciones laborales de las de verdad. Si Carrefour sigue con el cuento de que son baratos, perderán todos sus clientes.
  6. Suspensión del sistema de Comunidades Autónomas. El esquema republicano era el más razonable, se reconoce la autonomía a tres territorios: Cataluña, Euskadi y Galicia. El resto, dependen directamente del Estado y de la Administración Local. Potenciar la capacidad financiera de los Ayuntamientos, que son las entidades que pueden conocer y solucionar los problemas de los ciudadanos, por simple cercanía. El sistema autonómico ha de dejar de ser una sangría para todos nuestros bolsillos.
  7. Recuperación de todos los servicios públicos privatizados, de todas las administraciones: sanidad, transporte, limpieza, etc.
  8. Supresión del funcionariado. El Estado tendrá que llevar una política laboral justa con los trabajadores pero la figura de un empleado vitalicio no tiene sentido porque promueve la ineficacia.
  9. Endurecimiento de las leyes laborales. Se acabaron las tonterías, toda empresa que abuse de sus trabajadores será cerrada inmediatamente y se cancelarán todas sus operaciones en España, de todas sus marcas y filiales. Repito, si quieren ganar dinero de los españoles, que apechuguen.
  10. Simplificación de la normativa para admitir trabajadores inmigrantes. Las únicas condiciones necesarias para admitir mano de obra extranjera serán que haya necesidad de plazas y que dicha necesidad sea razonablemente permanente. No queremos que se explote a nadie, somos todos iguales y si van a cotizar, tendrán los mismos derechos que todos.

 

A ver si empezamos a darnos cuenta que no sólo somos consumidores y votantes cada cuatro años. Iberdrola, BBVA, el Santander, Telefónica, existen gracias a nosotros. El PSOE gobierna gracias a algunos de nosotros. No somos el último mono, plantéate tu voto, tus decisiones y qué estás haciendo en este mundo, porque vas a morirte y lo harás en la miseria. Los socialistas han demostrado que no tienen la valentía suficiente para solucionar los problemas de la gente, dejaron de ser socialistas en 1983. Algunos conservamos la memoria. No te voy a decir a quién debes votar, eso depende de tí. Yo, desde luego, lo tengo cada día más claro.

 

De la supresión de la monarquía y la creación de una política religiosa que pase por la cancelación de todo acuerdo económico con la Iglesia Católica y que procure la defensa de cualquier confesión, sea cual sea, en un marco de igualdad, hablamos de otro momento. Ni el yate de Juan Carlos va a sacarnos de pobre y los curas también pueden aportar parte del cepillo para solucionar los problemas de todos. Para eso son una gran corporación…