Micachu, nueva en el vecindario

Podría estar aquí para quedarse. Es lo más interesante que he oído con la etiqueta de nuevo puesta antes de consumir. No tengo muy claro cómo su pose excéntrica y el aparente desastre que es en directo puede ser tan atrevido. Pero suenan con la torpeza del que emprende a oscuras una ruta que nadie había explorado antes. A estas alturas, esperar con curiosidad la próxima salida de tono de alguien tiene bastante de milagro. De momento, se trata de no tener miedo a la decepción, y de seguir escuchando lo que ya conocemos. Escucha su primer disco, “Jewelery”, y lee la crónica de ZM.