con clase, clara montes (10 de 11)

Sólo ella podría reivindicar el estilo de un género que ha sido menospreciado injustamente y recuperado como el paradigma de la música progre para vender a unos cuantos cantautores sin talento y a las típicas estrellas “latinas” que tan prescindibles son. Pero Clara Montes hace copla, vive copla, compone copla y está consiguiendo renovar la copla con una visión fiel a la filosofía del género: música popular, hecha con altura intelectual. Ha renunciado a escándalos y a programas del corazón y ha procurado que, de despertar algún interés, sea por su música.

 

Lógicamente, no ha conseguido una cantidad espectacular de seguidores, pero también es cierto que haberlos, haylos. Recuerdo su concierto en el Auditorio de la Plaza de Colón, un recinto de tamaño mediano-grande que podríamos decir, estaba a medio llenar, o medio vacío. Con la carrera de Clara Montes ha sucedido más o menos lo mismo. Se estrenó con un disco de poemas musicados de Antonio Gala, con colaboraciones de lujo. Un trabajo pensado para las ventas y que funcionó muy bien. Su segundo disco, “Al Sur de la Pasión”, grabado en Brasil, con la producción de Rosa León, era ambicioso podría haber triunfado pero no pasó nada. Entonces publicó una especie de “grandes éxitos”, “Canalla pa’bien”, un concierto grabado que recuperó parte de su público.

 

Su carrera entró en un pequeño impasse, mientras buscaba nueva discográfica (dados los resultados obtenidos con la anterior) y tenía un hijo. Apareció Universal y editó “Uniendo Puertos” y “Desgarrada”, dos trabajos que seguramente son lo mejor que ha hecho, hechos con estilo, con gusto y buena intención. Ahí es donde llegamos al principio, a la recuperación de la copla como un género de música para el pueblo, hecha por intelectuales. Clara Montes es esa alternativa, que en estos tiempos que corren debiera encontrar su hueco entre todos los que están hartos de vulgaridad. Solo espero que la sintonía (aparente) entre ella y su discográfica siga igual, y por favor… que vuelva a hacer un experimento electrónico como el tema que grabó para “Digitano”…