Nneka, en todas partes

No era escepticismo pero no esperaba tanto. Aunque tampoco esperaba eso, imaginaba una mesa de DJ, mucho negro, humo, un poco de gamberreo. Pero todo fue cosmopolita, relativamente acústico, soul de banda, reggae disimulado, africanismo universal. Ha estado bien, quiero decir, he salido con un arrebato de rabia musical que casi revienta mis tímpanos, mi iPhone y mis Beats. Nada grave, es evidente, puedo teclear y no me mareo. Pero he recuperado el disco de Nneka, he buscado el anterior, está en reserva en eMusic, tenemos que ponernos al día, No puede ser que el futuro nos atropelle y quedarnos tan tranquilos. Y, claro, tienes la crónica de Zona Musical…