Healamonster and Tarsier.

“El corazón de una ballena azul es del tamaño de un coche pequeño”. Así se titula su disco de 2005, y  es la descripción más atrevida que podía ocurrírsele a cualquiera de su música. Una mezcla de excentricidad y dulzura. De bases electrónicas con melodías pop que tienen un color parecido a las de la antigua Björk, sin ser lo mismo, sin cantar igual, sin sonar tan extraterrestre. También una banda complicada, que seduce levemente y sospecho es capaz de enamorar con fuerza después de varias escuchas. Descúbrelo tú, anda.