Muchos se han perdido a ladybug transistor

Su último disco me entusiasmó sobre todo porque no fallaba nada en la colección de canciones. Desde el primer hasta el último corte, el nivel se mantenía alto y demostraban que son una de las mejores bandas del panorama internacional. En directo son otra cosa, mucho más ligeros, más circenses, podría decirse, más centrados en divertir, en charlar y pasarlo bien. Concentrados cuando han de estarlo, se notan los ensayos y la comodidad de llevar aprendido el guión. Tienen mucho encanto y repertorio de sobra para seducir. ¿Qué pudo fallar? El público, entusiasta pero escaso. ¿Qué ha sucedido hoy? Esperaba un poquito más de expectación, para ser sincero. Un jueves, no llueve, no juega la selección. Vaya, qué excusa hay para no ver a Ladybug Transistor. Parece ser que muchos la encontraron. Mal, muy mal.

 

Sobre ellos, pues mejor lees la crónica de Zona Musical.