The subs, más duro

Acercándome al punto de saturación, cuando nada parece que valga, The Subs llegan con su electrónica rasposa, de esa que sabe abusar de los bajos y las distorsiones, y me ponen   mundo del revés. Llevaba tiempo sin andar tan deprisa, aguantándome las ganas de organizar el numerito club en plena zona nacional, a dos manzanas de la calle Orense… no hubiera estado mal.

 

Un disco, Subculture, que crece conforme avanzas, que se va convirtiendo en necesidad de bailar a lo loco, arrancarse la ropa, destrozar el suelo de la pista, follar con el vecino sin preguntarle ni la hora. Es es: un disco estimulante.

 

Si quieres saber más, haz click aquí.