La música como juguete complicado (Sweet Billy Pilgrim)

Parece que están llamados a ser la nueva esperanza de la Pérfida Albión, o una más, porque si comparamos la salud de la industria musical británica con la nuestra, dan ganas de despanzurrarse de la risa, para empezar. Su solidez, es insultante, sus melodías, tienen el gancho de lo difícil, consiguen seducir abusando de la hermosura y dosificando grandes momentos casi sinfónicos, alternados con bellos pasajes casi minimalistas, preciosistas y adorables. Se escuchan pocas cosas así, me siento un privilegiado. Para leer la crónica de Zona Musical, haz click aquí.