La voz personal: Ikah

Debo sentir algún tipo de debilidad por las joyas únicas, y el disco de Ikah, “Calma”, es una de ellas, al menos hasta el momento. Editado en 2006 es hasta el momento el único trabajo publicado de esta madrileña, exceptuando algún single y alguna colaboración en recopilatorios.

 

Ikah mezcla el R&B de toda la vida con sonidos brasileños. Generalmente su música es tranquila, sensual, con un gancho incuestionable tanto en estudio como en directo. No es la suya una voz que apabulle pero sí competente, suficiente y eficaz. No solo eso, Ikah baila y sabe dar un espectáculo a medida de su repertorio, lo suficientemente cañera como para enganchar pero altiva, distante, como la estrella que debiera ser.

 

Todavía es posible descubrir “Calma”. Si quieres conocerla, entra en su My Space.