Naturaleza explosiva

Organic Soul Music. Así se llama su web. Soulganic es una banda de soul de Charlotte, Carolina del Norte, Estados Unidos. Su filosofía, mezclar la fuerza del soul, la capacidad de improvisación del jazz y el gancho de los ritmos latinos. La mezcla, sutil, explosiva, casi pasa desapercibida, quizás porque es un grupo con alma, una entente de creadores que no dejan que adivinemos sus secretos así como así. Por eso, Soulganic funcionan. Primero la voz brutal, hermana de Michael Jackson de su vocalista. Segundo, el glamour de una banda acústica que suena como el mejor de los disc jockeys. Tercero, canciones bien hechas, divertidas, bailables, energéticas y sensuales. Son un regalo para los sentidos y para la inteligencia del oyente.

 

A quien me gustaría dedicar esta entrada, y la referencia que creo no le he pasado de este grupo, es a mi compañero (bueno, jefazo) Juan Rebenaque, de Zona musical. Juan no es una persona que se apasione fácilmente, en realidad por carácter es más afín a la obsesión. Pero sí le he visto defender apasionadamente pocas cosas, una de ellas a Carlos Berlanga, la otra la música negra. No siempre estoy de acuerdo con él, pero esta autología quiero que se lea como un homenaje a su valentía y a su pelea contra la estrechez de miras que, desgraciadamente, parece una disciplina olímpica en España. Es una pena, y lo digo sin menospreciar el trabajo de mucha gente, que incluso dentro del ámbito de la música independiente predominen los tópicos y los uniformes, el guitarreo depresivo y la pose existencialista. Nos estamos perdiendo demasiadas cosas y si no espabilamos, la industria devorará a los raperos, y a algunos gurús de las pistas de baile, auténticos garantes de toda una tradición musical, y entonces nadie estará para abrirnos los ojos. Así que, por favor, no me leáis a mí, solo mirad hacia dónde señalo porque lo que de verdad vale, está ahí.