La músico Jovovich

Conocida como modelo y actriz relativamente mediocre, Milla Jovovich no parece que se haya propuesto sorprendernos, aunque podría. Ya no solo como actriz, puesto que ha hecho unas cuantas películas alejadas del tópico de la chica fuerte con cara de sufrimiento extremo, o al menos ha aprovechado esa expresión de fragilidad tan irrepetible en contextos diferentes; por ejemplo, Juana de Arco.

 

Pero no pretendo alabar su talento como actriz. En realidad la Jovovich, si en algo podría destacar de verdad, es como músico. El problema es que en su momento no tuvo suerte y hoy en día imagino que tiene prioridades más rentables. Quizás cuando llegue a los cuarenta, cuando las marcas de cosmética decidan que puede heredar el trono de Andie MacDowell como diva de los anti-canas y no le apetezca hacer la enésima película de heroína cañera con katana porque ya tendrá dinero de sobra, quizás entonces se decida a retomar su carrera musical.

 

En 1994 editó un disco titulado Milla con sonidos folkies y grandes canciones que pasó desapercibido, a pesar del interés de su discográfica. Era algo así como una Kate Bush adolescente, fascinante, contenida y poderosa. Un disco relativamente fácil de conseguir, por cierto, en internet, aunque desgraciadamente la tienda española de iTunes no parece darse por aludida.

 

Otras publicaciones legales son algunas colaboraciones en bandas sonoras, como la de Underworld, con un tema titulado “Rocket Collecting”, una medio balada al estilo Lisa Germano, que por cierto también aparece en el mismo disco. También participa como vocalista en el disco de The Peopletree “New electronic folk music”, extraño y un poco cargante, aunque no exento de interés. Pero para quien quiera una magnífica colección de temas de la Jovovich, vayan a su web, millaj.com, y en la sección música podrán descargar 19 demos no publicadas.

 

Tal vez así seamos más los que defendamos y admiremos su variedad de registros, su inquietud musical y su gran voz. Con un poco de paciencia, tal vez veamos su momento.

 

Añado un poco a contratiempo que la foto sale de su sitio web. Es una campaña publicitaria de Samsonite y el tipo de detrás, si no me equivoco, es Paul W Anderson, el director de cine de acción, por ejemplo de Resident Evil.