Anari en Siroco (Madrid) el 21 de mayo de 2016

Anari canta y se siente como si hubiera estado enlazada a la historia emocional de uno desde el principio. Tremenda, triste, cercana, nerviosa, es una hacedora de himnos de esos que acompañan en un susurro y atruenan en soledad, que serpentean en el paisaje de detrás de los cristales de las ventanillas del coche y a todo volumen, a la hora de la siesta del peor de los domingos. Canciones que puedes imaginar colándose como el invitado que nadie esperaba, que nadie llamó, y cambiarle el color al día. A gris, a todos los grises, a todas las ciudades grises del mundo que nunca conoceremos.

La monogamia, los amantes, los sueños demolidos,  los animales, salvajes o domesticados, el sexo y los depredadores, el futuro y los ciervos petrificados, el pesimismo feliz, o la nada, poblada de sonidos y de instantes echados juntos. La quietud, sobre todo la quietud, la renuncia, la cercanía y la piel: nada de volar, o soñar, echarse al lado del cuerpo elegido. Hasta Nick Cave, traducido al euskera ha transitado esta noche por Siroco.

[VIDEO] Fen Tensi en Café la Palma, 14 mayo 2016

Interpretando Bright y Le Pourquoi, con Miss Gi.

Fen Tensi en Café la Palma (Madrid). 14 de mayo de 2016

Un concierto de Fen Tensi, visto desde fuera, suena tan terminado y tan impecable que es difícil comprender la pelea que hay detrás, entre el trabajo (especialmente duro para un  perfeccionista como me consta, es nuestro hombre) y el público. Conseguir que él, después de recoger y marchar a casa, ellas y ellos, que han pagado la entrada, tengan unas horas después la misma sensación que no haber tirado esa hora y media, esos 5, 7, 10 euros, ese ensayo, esa prueba de sonido, esa copa, esa caza de un lugar privilegiado para escuchar, ese día de rituales y expectativas, hayan tenido sentido y dejen en el paladar el gusto de la satisfacción.

Adivinas si piensas que su oyente más arisco, es él mismo. Aquí abajo todo es estupendo y suena maravilloso: no hay errores, no hay tonos mal sacados ni micros acoplados. Hay una banda que te lleva donde le da la gana y un cantante capaz de controlar todo lo que hay a su alrededor mientras le saca unos feelings a la canción de turno.  Hay un repertorio impecable, a la alguna de los grandes momentos del grande Sting (que ha seguido teniendo esos arrebatos de genio incluso cuando ya era un pequeño). El respeto de músicos que podrían estar cobrando fortunas a estrellas mediocres que necesitan vestir de joyería su falta de talento. Incluso, el momento más sorprendente de una cantante como Miss Gi, que suele hacer de la contención una divisa y que esta noche, haciendo una excepción, se ha desbordado en blues y temperamento.

He visto a pocos artistas apropiarse de una canción con la clase que Fen Tensi lo ha hecho hoy, haciendo Purple Rain casi al desnudo, como homenaje a Prince. Tal vez Misteriosonora con Bowie, y Astrobahn con Jeff Buckley, defendidas, de la misma manera, con la voz y unos acordes. La próxima vez, pedídsela. En serio.

[VIDEO] Kero Kero Bonito en Valle Eléctrico 19. Café la Palma (Madrid). 13 de mayo de 2016.

¡Peluches al aire!

Valle Eléctrico 19: Meneo, Ms Nina y Kero Kero Bonito. Café la Palma, 13 de mayo de 2016.

Meneo ha sido una suerte de Turibus pijo a lo peor del extrarradio y lo más peor, todavía, de la cultura televisiva y trash de unas cuantas generaciones. A medias genio, a medias batidora de mercadillo, y con un toque de desfachatez, posiblemente sea un elemento imprescindible para que petardas y entendidas convivan pacíficamente en la misma fiesta. Incluso podrían degenerar en coito…

Valle Electrico 19 meneo Ms Nina Kero Kero Bonito 13 may 2016 (10 de 49)

Ms Nina es una estafa. Posiblemente ella debiera bailar en el fondo del escenario, y el dj pinchar delante. Sería al menos, honrado. Ahora mismo está improvisando un karaoke con bases de reggaetón y un poco de bass, mientras pierde el resuello y se olvida de las letras. ¿Ensayar? ¿Qué es eso?

Valle Electrico 19 meneo Ms Nina Kero Kero Bonito 13 may 2016 (33 de 49)

Kero Kero Bonito son el alivio que hacía falta para encarrilar la noche. Batido Multijugos Pop Asiático repleto de ingenuidad, mamarrachismo, peluches y rosa, macarra cuando hace falta y sobrado de carisma y dominio del escenario. Plástico, pose, frivolidad y el pasaporte seguro a una película de Sofia Coppola, si llega a descubrirlos. Y si no, da igual: Son la aparición de neones que viene a rescatarnos a todos del aburrimiento. Hay que dejarse llevar. Pero vigilen la dosificación.

Posiblemente el Valle Eléctrico más bizarro que recuerdo. El más valiente. El más fallido.

[VIDEO] Penny Necklace en Taboó (Madrid). 12 de mayo de 2016.

La Fuerza Inerte y A Contraluz. Un pedazo del concierto gratuito que Penny Necklace dieron en Taboó por las Fiestas de San Isidro 2016. Era gratis, pero por si te lo perdiste… 😉

Ganges y Penny Necklace en Taboó (Madrid). 12 de mayo de 2016.

Ganges suenan como Tori Amos joven, llena de ambición y talento. Y aunque ellos se estén encaramando a una ola que pasó hace 25 años, el minimalismo, los nuevos tiempos y la voz de su cantante hacen el papel como debe ser y suenan conocidos, pero interesantes, ambiciosos y perdidos. En cuanto le pierdan el respeto a sus mitos y se pongan a destrozar los juguetes (parecido a como maltratan y resitúan a Simon & Gartfunkel), entonces serán algo más que una banda elegante, y decorativa, de pop con altura de miras *

Penny Necklace tiene un repertorio que está pidiendo desnudez a gritos. La autenticidad que derrochan no termina de servir para liberar el caudal de emoción que se escucha atronando al fondo del valle imaginario en que se han instalado. O, en su defecto, pueden enseñarle a los gorriones qué es eso que duele para que alboroten la jaula con el ruido que merece la ocasión. Desde aquí, esperamos los fuegos artificiales. Están en la maleta, listos para dejarnos patidifusos.

(Es el cierre, el que cuenta sin que tenga que ver y de la forma más física, qué es eso de follar porque pica mucho, y que era el motivo de una canción que había sonado hace un rato; saltar porque gusta el picor; pedir más porque hace falta que pique). (Vivan los bises)

* Todo esto quiere decir que el abuelo se pone punk, a veces